viernes, agosto 28, 2009

Cali y las ecociudades

Estuve en el encuentro "Ecociudades, desarrollo urbano futurista" que organizó el Diario Occidente en el auditorio de la CVC. Primero, se debe ubicar el diario. Desde que lo conozco, Occidente ha tenido el problema de escribir demasiado y decir muy poco. El cambio de formato lo favoreció: ahora es más pequeño, no tiene que correr el riesgo de andar echando carreta (ideas repetitivas en el mismo texto). Ahora es gratuito, es bastante probable que lo lea más gente. Pero, igual: uno lee el periódico y se queda con la sensación de que no leyó nada. El caso de la CVC es más complejo. Es una "Corporación Autónoma", no queda claro de quién. Lo que sí queda claro es que las tragedias ambientales siguen ocurriendo por todo el territorio que le compete y la CVC sigue divina, como si nada. Las agencias ambientales no tienen dientes, ni aquí ni en el resto del país. ¿Qué podría esperarse de un país que se distingue precisamente por hacerle imposible la vida a los defensores de los Derechos Humanos?
Pero el auditorio de la CVC es bellísimo. Su techo asemeja un costal tejido, adornando las lámparas que iluminan todo, hasta las presentaciones en PowerPoint de los ponentes (ninguno trajo una que no fuera en ese programa, parece que no saben qué es Linux, ni adobe, ni Lotus, ni Mac...).
Lo que me quedó claro del encuentro es que hay discursos ambiciosos, los que se lanzaron al principio, como el de hacer convivir todas las especies en la ciudad y no proteger sólo una. ¡Pucha, si es ambiciosa! El expositor fue muy sutil, muy bello en lo que mostró, pero no se le ocurrió que las "otras" especies no son nada bonitas: cucarachas, ratas, zancudos, moscas, murciélagos, cienpiés, hormigas... Esas las tenemos muy cerca y todos los días. ¿Compartir el espacio con ellas? Es muy fácil decirlo. Claro, si vemos pajaritos, micos y tucanes, a todos nos gustaría. Pero la ciudad lo necesita, abrir espacio a los árboles, que no son tan dañinos como los ve la inmensa mayoría de los caleños, que parece que le estorbaran. Hay una fiebre loca por cortarlos, acabarlos, matarlos de raíz. Si un árbol osa retoñar, sufrirá el fuego y el aceite quemado. Así, se lanzaron argumentos paleolíticos para defender las ecociudades, se las presentó como "el deber ser", pero el "cómo" estuvo ausente.
El filósofo, con una presentación sin imágenes, puso en evidencia la contradicción entre naturaleza y ciudad en nuestro lenguaje, pero, como suelen hacer los de su profesión, se explayó en el problema y, si mucho, dedicó una línea a la solución.
El director de planeación de la CVC mostró lo que es verdaderamente la corporación: un apoyo en tendencias y luchas externas ("de todo el mundo"), leyes que se notan laxas para cualquiera que pase por el canal CVC, que lleva el mismo nombre de la corporación y es, él solito, una tragedia ambiental. Eso sí, se cuida de pasar por mu pocos barrios de ricos en su carga monstruosa. Una carga que pone en evidencia eso que Cali llama "caños" y sólo en este "canal" llama tan elegantemente. No son ni caños (ríos pequeños que se crecen en invierno) ni mucho menos canales (conductos de agua). No. Son cloacas, simple y llanamente, sobre todo en estos días de verano.
Escucha uno a la gente de la CVC y se oyen muy técnicos, pero la contaminación sigue ahí. La gente que tiene el MIO al pie puede decir que se redujo (de algún modo se lo cobrarán), pero cuatro o cinco cuadras más allá se concentran el humo y el ruido que una vez tuvo la calle 5ª. Ya van dos tragedias ambientales. Igual: la mayoría de los países de América Latina prohibieron el ACPM (o el diesel "chimbo"). Aquí en Colombia sigue como si nada.
Después vinieron las autoridades. Estas sí parecieron aterrizadas. El diputado se lanzó en elogios a la Villa Olímpica china, una isla en un mar de contaminación, en un país que sabe esperar. Esperar, esperar y esperar... Igual, las áreas protegidas en el Valle del Cauca no pueden protegerse de un gobierno que quiso lanzar una ley forestal sin consultar a indígenas y afrocolombianos, y en donde feriaba los recursos de esas áreas. ¿Qué puede hacer un diputado? ¿No es Juan Carlos Martínez una sombra permanente, así esté en la cárcel?
La alcaldía mostró su anhelo de preservar las áreas naturales en su proyecto de intervención del ejido de Navarro. Algo iluso: parece el mapa de división entre judíos y palestino que entregó la ONU en 1948, como "plan de paz". Todos juntitos, compartiendo pequeñas áreas, rodeados los unos de los otros. Así, la alcaldía rodea humedales, zonas verdes y similares de áreas de habitables. Como si la gran escombrera de la 50 con autopista Simón Bolivar no existiera. Tuvo que poner un ciudadano heróico una tutela para que la "levantaran". Y eso pasó: la levantaron y la volvieron a dejar caer. Esa era una zona protegida y se volvió escombrera porque es insulso pretender que la gente va a cuidar algo que desprecia y, para colmo, es oscuro, guarida de ladrones, botadero inútil... La escombrera sigue ahí, vivita y coleando, como si la tutela no hubiera existido.
Los secretarios de Jamundí y Yumbo mostraron el peligro de tener una ciudad grande cerca. A Jamundí, un pueblo turístico, se lo comió Cali con sus programas de vivienda, superó su capacidad de acueducto y alcantarillado, y hoy sus zonas verdes están desapareciendo. A Yumbo la zona industrial co-gobierna en casi todos los aspectos. Contrata gente de fuera, le deja dinero en impuestos pero la gente (la que vive realmente en Yumbo) sigue relegada en ese inmenso Siloé que es el municipio vecino. Los olores se han reducido, pero ¡pobres los yumbeños que tienen que sufrir uno de los ambientes más enrarecidos del país!
Después vinieron los nacionales. El ex-ministro a defender los megaproyectos y, cosa rara, poner en evidencia la terrible injusticia de eso que llaman "sistema ambiental". Muy bonito su discurso. Se sabe que Lozano tiene memoria fotográfica. Igual no parece haber recordado que lo que más hace sufrir al Valle es el monocultivo de la caña, con su quema y su pavesa. Algo habló de las fumigaciones. Pero ¿cómo decirlo? Fue muy dulce... Cuando la situación no está para dulcecitos.
El representante de las cajas de compensación se dedicó a lo suyo. Cosa rara también: nombró a la gente del Pacífico. ¡El único en todo el evento que descubrió que los grupos étnicos existían y tenían algo que ver con el ambiente!

Algo sí me queda claro: la ciudad parece muuuuuy cruda para hablar de temas ambientales. Puede hablar de planeación, de lo que dicen los filósofos, de lo que dicen los otros países. Pero no podrá hablar de sí y desde sí si desconoce a los afrodescendientes y a los indígenas. Poco podrá hacer si, a la hora de la verdad, no sabe quién es ni de dónde viene.

viernes, enero 16, 2009

Joe Arroyo - A mi Dios todo le debo

Claroooooo, clarooooo, muéstrame el camino claro

Nos dio la luna, también el sol pa’ darnos claro
Ay mi Dios bendito Papa
Que bonito el camino que me has elegido (yo Te amo)
Ay mi Dios bendito Papa
Ay Señor, todito Te debo
Ay Señor, la dicha Te debo
Ay Señor bendito, Te quiero
Ay mi Dios, bendito Papa
Ay Señor, mi grito Te elevo
Ay mi Dios, bendito Papa
Ay Señor, la vida Te debo
Ay mi Dios, bendito Papa
Ay Papá, Papá
Ay Papá, Papá
Ay Papá, Papá

Yo que nací en cuna pobre, oye Papá nunca me ha faltado nada
Desde muy niño luché pa’ conseguir la fama
De Tí no tengo queja, oye Papá
Dale dulzura a mi alma
Túú Papá
Tú eres muy grande, Papá
Tú eres muy bueno, Papá
Yo Te lo juro, Papá
Aay Papá, Tú eres muy bueno, Papá
(Mi vida)
Te doy las gracias, Papá
Vos perdóname, Papá

Ayyy Papá
Tú eres muy grande, Papá
Tú eres bendito, Papá
Yo si Te sigo, Papá
Quien no cojeé
no se ahogará
Quien no cojeé
no se ahogará
Quien no cojeé
no se ahogará
(Juy!
Juy! Juy!)
Tolerante mi Viejo
Bendito, bendito, bendito
Tolerante mi Viejo
Bendito en tu ayer, bendito en tu ahora
Tolerante mi Viejo
Bendito Viejito que arriba está
Tolerante mi Viejo
Bendito, bendito, bendito eéé

Ayy Papá
Tú eres muy bueno, Papá
Tú eres muy grande, Papá
Te lo aseguro, Papá

Ay Papá
Tú eres muy bueno, Papá
Te doy las gracias, Papá
Vos perdóname, Papá
Sí Papá
Tú eres bendito, Papá
Tú eres muy bueno, Papá
Te lo aseguro, Papá
Quien no cojeé…

…Bendito, bendito, benditoooo

Ay Papá
Tú eres muy bueno, Papá
Tú eres bendito, Papá
Te lo aseguro, Papá
Síí Papá, en tu volcán celestial
Agradecido, Papá, por darnos vida, Papá
Quien no cojeé…

Bendito, bendito, bendito ééé…

Vos perdonanos, Papá

…Te doy las gracias, Papá, por perdonarnos, Papá

…Cómo Te quiero, Papá

…Yo Te lo juro, Papá

sábado, enero 10, 2009

LAS FARC NO EXISTEN (no en plural)

Empecé a escribir este texto unas semanas antes de la muerte de los diputados. Hoy me siento sorprendido: lo que consideraba "peligrosa especulación" resultó ser "verdad sinuosa".

Entierro de "Chispas" en 1946*.
Lo primero en morir en una guerra es la verdad. A los actores no les conviene que el enemigo sepa cuán pequeños son. Es parte del problema principal: la guerra es un orden de muerte, cualquiera que quiera vivir se aleja de ella. A "las FARC" no les conviene que se sepa que en realidad las "fuerzas armadas revolucionarias" no son varias, son sólo una. Lo correcto sería llamarles "la FARC", la "Fuerza Armada Revolucionaria". Porque son mucho más pequeñas que lo que "ellas" dicen y muchísimo más de lo exagera el gobierno. Claro, mostrándose como muchas dan una idea de pluralidad que no tienen. Para nadie es un secreto que están lejos de ser tolerantes, lejos de compartir varias formas de pensar y lejos de tener unidad ideológica. Su idea de "mezclar todas las formas de lucha" oculta el severo problema del esquema comunista: los obreros tienen que obedecer a la vanguardia del proletariado, en otras palabras, pensar sólo como los revolucionarios. Si no, no hay revolución. En eso son igualitos a los militares. Todo el que pagó servicio oyó el dicho "o se obedece o se acaba la milicia". En la revolución, si el otro me ofrece su apoyo, eso no le quita "lo otro". ¡Hasta puede ser el gobierno! Vladimiro Montesinos les "regaló" armas a las FARC, hoy dice que fue para perjudicarlas porque esas armas estaban obsoletas.

Precisiones para la confusión

A la guerrilla le interesa mostrarse poderosa, que todos los actos revolucionarios sean suyos o, cuando menos, lleven a la gente a creer que es así. Al gobierno, a los militares y a todo el status quo (el modus vivendi, el establecimiento) no le conviene reconocer cuán pequeñas son porque no tendrían a quién echarle la culpa de todos los males del país, no tendrían chivo expiatorio. Uribe le apuesta a que en Colombia no hay conflicto armado sino "agresión terrorista". Se trata de todo lo contrario: no hay un conflicto, son varios, y una postura recalcitrante lo que hace es volverlos más agudos. Los narcos esos sí son una pluralidad, es casi como decir "los delincuentes". Cuando existían los grandes carteles, no era que no existieran los más pequeños, simplemente no se veían tanto. Igual los militares llevan décadas tratando de convencernos de que la guerrilla es un problema de "narcoterrorismo". ¿Cuál es la diferencia entre un narco y un terrorista? A los militares les conviene que los gringos no vean ninguna diferencia y manden dinero para combatir narcos y terroristas. El problema es que no sólo sí hay diferencia, sino que son varias. Los narcos también son paras. Los narcos son ricos y compran congresistas que mandan a los militares. ¿Luego no eran guerrilleros? A este punto cualquier gringo está confundido. Para cualquier colombiano no es ningún misterio. Como tampoco que hay congresistas, policías, militares, periodistas... pagados por mafiosos. Y la mafia también secuestra. Y tortura, y desplaza. Ser narcotraficante no implica un cariz ideológico, sólo quiere decir que se comercia con sustancias ilícitas.
Su manera de pensar está muy cerca de cualquiera que tenga un arma y esté dispuesta a usarla para ganarse unos pesos. Ser terrorista, así en la ONU no se haya acordado una definición, es atacar civiles desarmados como si de armados se tratara. Y eso lo hacen todos los países del mundo. ¿Sabe cuál es el arma química más usada en el planeta? Los gases lacrimógenos** (se usan para disolver manifestaciones desarmadas).

Corrupción "arácnida"

Pero ese no es el único problema. También está la corrupción. La guerrilla no va a pasar un listado de tipos que ella misma capturó entre sus líneas con dinero "revolucionario" embolsillado. Tampoco gusta mucho de decir cómo los castiga (según ellos "ajusticia"). Al gobierno sí: sería mostrar la brutalidad del enemigo (según él, los "asesina"). El problema es que TODAS las armas de la guerrilla, los narcos, los paras y un largo etc., tienen que haber entrado por algún lado. ¿De dónde las sacaron? El secretariado, si llega a mostrar los números de sus combatientes, los dará inflados. ¿Cómo hace el gobierno para saber su número? ¿Hace una encuesta en la selva? ¿Manda al DANE? No, confía en el DAS, la policía, los militares. Todos son cuerpos que reciben dinero en la medida en que tengan enemigos. Ahí donde la gente vive tranquila el gasto de defensa se reduce considerablemente. Los medios en Colombia tienen el problema de que les toca confiar en la fuente cuando se trata de problemas judiciales y de terrorismo. Si uno se mete a preguntar en zona roja, se arriesga a que le den un balazo. A los dueños de los medios les encantaría que el(los) gobierno(s) cumplieran su infinita promesa de acabar, por fin, con la guerrilla. No se molestan mucho si las cifras se inflan. Cuando se trata de sindicalistas asesinados, sólo se nombran si lo hace alguna ONG grande (después de decirlo en EU. o en Europa). Algo que NUNCA dicen es por qué en los medios no hay ningún sindicato (debe ser que todos los periodistas están satisfechos con su condición laboral...). También dicen "dado de baja" o "abatido" si se trata de un terrorista. No se le llama "muerto", así sea un cadáver. La cuestión es mostrar que los terroristas no son humanos. Y ese es el problema: lo son. Y son tan mentirosos como los dueños de los medios, ellos tienen sus propios medios de información clandestinos, y también los usan para decir mentiras, para inflar cifras y llamar asesino al gobierno. Mientras tanto, el DANE se tomó la precaución de no ir a ciertos lugares a contar la gente, eran sitios muy peligrosos. Pero todas las cárceles son sitios peligrosos, se publican cifras de población carcelaria escandalosas y el hacinamiento sigue igual, hace décadas por encima del 200%.

Por volverte a ver

La ONG danesa Rebelión afirmaba que nunca vio un secuestrado en Colombia. El gobierno afirma, con videos y todo, que tienen campos de concentración "que parecen los de los nazis". Al mismo tiempo, varios de sus documentos tratan de minimizar el impacto del desplazamiento en los indicadores sociales; sólo lo hace para decir que se reducen. La gente, mientras haya guerra, tendrá buenas razones para irse, con o sin visa, a los países vecinos, con o sin permiso a las grandes ciudades, así la quieran devolver. Tampoco se detendrá porque el gobierno diga que aquí no hay conflicto. Igual, en el campo siguen dando bala. En Guatemala, después de firmado el tratado de paz, Estados Unidos insistía en que tenía que abrazarse la guerra contra el narcotráfico. También lo harían en Colombia: que desaparezca un mercado de armas tan grande les representaría perder empleos en sus fábricas allá en el norte. Para los periodistas gringos no era ningún misterio que quienes pedían con más insistencia la aprobación del Plan Colombia en el congreso de E.U. eran los fabricantes de helicópteros artillados. ¡Qué raro! ¿No?

Pura suposición

Supóngase que todos (gringos, gobierno, guerrilla, europeos, paras, medios) se ponen de acuerdo y dicen "la guerrilla no es tan grande como parece". ¿Qué sucedería? ¿Sería tan importante respaldar el paramilitarismo? ¿Se necesitaría un "Plan Colombia"? ¿El problema sería militar o no? ¿Cuál sería el problema? ¿Sería de derecha o de izquierda? Si la mitad de los secuestros reales son de delincuentes "comunes", si las amenazas, los boleteos y demás son de "otros" actores, entonces ¿quiénes son esos otros actores? ¿Por qué la delincuencia es "tan común"? Si la revolución no es ni la mitad de lo respaldada de lo que dice la guerrilla ¿cuál es su poder real? ¿Significa que son menos peligrosos, menos fanáticos? ¿Que la lucha de clases no tiene vigencia? ¿El "fin de la historia"? No, significa que el problema es más complejo de lo que entre todos nos quieren hacer creer. Que el poder, de todos ellos, no es tan grande ni tan veraz como ellos mismos muestran. Que la delincuencia, esa sí, es desbordadamente plural y que sería más sano y más real llamarla "las delincuencias" y que son tan comunes como el machismo, el racismo, la violencia intrafamiliar, el abuso en el espacio de trabajo y el desprecio por la diferencia y el dolor ajeno.

Enajenación (y no de bienes)

¿No dijo el presidente Uribe que las ONG eran terroristas disfrazados? Así se haya retractado, lo que "se le salió" lo piensan varios de los más recalcitrantes en el status quo. Para ellos cualquiera que tenga un programa social en barrios pobres es un terrorista. Nada de raro tiene: nuestros ricos se la pasan en Europa y en Miami. A los Estados Unidos no le conviene reconocer que su visión es simplista y que siempre lo ha sido. A sus gobernantes a duras penas les alcanza para entender su propio país (el cuarto más extenso del mundo); suelen achacar los problemas locales a actores externos y satanizarlos. Usan un escapismo muy similar al de los jóvenes que consumen drogas...

Otras leyes

Al gobierno de Cuba le gustaría que todo el mundo respaldara la revolución (la suya) y saliera a las calles en masa a mostrar su simpatía. Pero aquí suelen hacerlo para pedir que no les quiten derechos y servicios básicos (después de que se los han quitado). Porque el problema está precisamente en la percepción. Es claro que hay un secretariado, que tiene todo un cuerpo militar que lo protege y sigue sus órdenes. Pero sus límites son bastante cortos. El Mono Jojoy en el área de despeje dijo que a ellos no los cubría el DIH, que ellos "seguían otras leyes". El sitio web de "las FARC" dice otra cosa, dice que ellos sí respetan el Derecho Internacional Humanitario; reconocen, eso sí, que tienen "dificultades". Como se trata de un movimiento clandestino, el ideal es que las células no se conozcan entre sí, que actúen con obediencia casi ciega y con mucha efectividad. Pero eso representa conceder una autonomía compleja. El estado, con mucho más reconocimiento y dinero, no logra hacerlo. No tiene la uniformidad de pensamiento ni todos sus reclutas están dispuestos a correr grandes riesgos, así pueda ofrecer algo más de estabilidad.

Un ejemplito

Pongamos un caso sencillo. Si alguien secuestra por su cuenta y lo hace a nombre de las FARC ¿cuál es la reacción inicial? La policía dirá que fueron las FARC, lo mismo los militares. El gobierno condenará el hecho y lo usará como ventaja política. El secretariado guardará silencio durante un rato largo. Eso de "confirmar una noticia" donde no hay periodismo y todo se esconde, en medio de gente que se supone no debe conocerse entre sí... Tienen equipos de comunicación avanzados, el secretariado no es ningún proletariado pobre. Pero lo mismo le pasa a la policía, tiene equipos de alta tecnología donados por E.U. y no sabe cómo usarlos. La gente armada y tozuda (terca) suele confiar primero en sus instintos. No son científicos que han desarrollado la tecnología, no, son gente impaciente y con esos símbolos de status y poder que son los fusiles, los revólveres, las granadas...

Rigor mortis

Así y todo, no tienen control absoluto sobre sus hombres. En las grandes corporaciones hay algo que se llama "la teoría de la agencia" y no es otra cosa que pensar cómo se le hace para que el gerente poderoso no tumbe a la compañía. Un grupo militar, terrorista, clandestino, tiene un sinnúmero de agentes. A los militares, en las dictaduras y en países confundidos como el nuestro, es muy difícil hacerles una auditoría. Mucho de su gasto es secreto, aquí y en la China. Y, lo que es peor, tienen mucho poder político. Cuestionarlos es meterse en un lío. ¡Si con sólo hacerles una pregunta ya se enojan! Imagínese usted un gasto militar similar al del ministerio de defensa metido entre la selva, negociando con los coqueros, reprimiendo campesinos y sin procuraduría, contraloría y defensoría que controlen los abusos. Esa visión nos da una idea de lo que son en realidad nuestros "movimientos armados". No se trata de reconocer su poder, al contrario. No se necesita mucha gente para poner una bomba ahí donde duele. El caso de la guaca dejó ver que en muchas áreas la legislación no está clara para los militares. Que eso que llaman "línea de mando" se ablanda fácilmente cuando se está en el área de combate. Si se ponen muy rígidos, la gente se les va, y si no puede, se vuelve loca y hasta se suicida. De todos modos, los militares nunca van a reconocer una realidad universal. Van a mostrarse unidos, obedientes. Con los insurgentes pasa lo mismo. La guerra además de una tragedia también es un "show", un espectáculo. Siempre hay algo que mostrar. Los militares hacen sus paradas, los guerrilleros ponen páginas web, todos montan agencias de "noticias". Si alguien desobedece, en cualquiera de los bandos, nadie va a correr a decírselo a la prensa. Lo normal es lo contrario: se busca responder sólo cuando ya estén enterados. Si se logra no decir nada a pesar de todo, tanto mejor. Se supone que un error en la guerra es intolerable. Los superiores lo mostrarán como un imposible, así haya acabado de suceder. Eso se ve en el mundo corporativo. Las multinacionales tienen departamentos completos dedicados a lavarles la imagen: abogados, periodistas, publicistas que saldrán a correr si sucede una crisis, para que la gente no los vea mal y no deje de comprar el producto o el servicio. De eso depende su "supervivencia" en el mercado. ¿Qué pasa en el rentabilísimo mercado de las armas? El prestigio se construye en las guerras. Si usted vende un producto, la hora de la verdad no es en el supermercado, es ahí donde se consume. Si es malo, la gente se da cuenta, no importa toda la parafernalia publicitaria. En el combate, al que tiene problemas de calidad lo matan primero. Eso del "control de calidad" lo deciden los de arriba. ...Y después de contar los muertos. Si usted roba en zona coquera, lo que tiene que hacer es perderse, allá la gente no lo mete a la cárcel, lo va "pelando".

Mejor ni hablemos... (no sea que llore)

¿Le parece demasiado? ¿Vive en área urbana y no le gusta ver a la guerrilla humanizada y los militares "guerrillizados"? Eso es sólo la punta del iceberg. Un defensor de Derechos Humanos se sorprendió al ver a un reconocido paramilitar negociando a nombre del ELN en el caso de la iglesia de La María. Campesinos en el Cauca han dicho que los mismos guerrilleros llegan después vestidos de militares. En el oriente los indígenas me decían que habían visto militares intercambiando insignias con los guerrilleros. ¿Será que les dio por imitar a los futbolistas al final del partido? En Urabá, un jefe de frente guerrillero se volvió "para" en unas cuantas horas. ¿La razón? Le pagaban mejor. Porque un conflicto largo se deteriora, se mercenariza. Empieza a verse gente muy rara ofreciéndole secuestrados a la guerrilla (desde hace marras), generales comprando jets de lujo, mercenarios israelíes entrenando matones (Barco, 1989) y una policía que sólo le pasa el dato a Interpol años después (Uribe, 2007), militares gringos haciendo una escuelita en Juanchaco (Gaviria), "ruidos de sables" si los gobernantes se vuelven corruptos (Samper), espías alemanes que conversan con guerrilleros y periodistas y después vuelven contentos a sus casas (Pastrana), un status quo dichoso con un presidente que quiere volver al estado de sitio, que lo más democrático que ha hecho es "no haber lastimado a sus opositores" cuando le ganaron en el referendo (Uribe)... ¡Y no he nombrado un solo dato de la "parapolítica"! También son datos suavecitos... No quiero pensar en records de periodistas y sindicalistas asesinados, en bombardeos indiscriminados, en minas quiebrapatas, niños degollados, motosierras, torturas, en 2.000 muertos en fosas comunes cuando falta más del 95% por investigar...

Mentiroso, mentiroso

Las potencias en estos días tratan de disfrazar a todo lugar lo terrible de sus guerras, que no se vean los ataúdes de los soldados muertos, que no se oigan los gritos de las víctimas civiles (y militares tampoco). Al contrario, que se vea todo como un jueguito de video, la emoción de una película de Indiana Jones, el ideal sublime de la patria. Todo está en los detalles. En sus paradas frente a los medios, los integrantes de las FARC se ponen la bandera en un brazo, grande, que se vea. Los militares en la Casa de Nariño se arrodillan ante la bandera y la besan, todos los días y al frente del público. Pero las balas no traen banderitas del país de fabricación en el casquillo, a veces ni siquiera en la caja. No, eso prefiere ocultarse. Bateman, cuando el M-19 estaba en el monte, reconoció que le compraban armas a Estados Unidos. Allá es muy fácil hacerlo. También es común el sigilo cuando el estado compra armas en el mercado internacional, rara vez se dice a quién se le compró, si mucho se dice cuánto. Porque el problema pasa por pensar que todo lo que esconde el que manda está bien. Y una de esas cosas es que ni siquiera el secretariado puede garantizarse (para sí mismo) la obediencia de los suyos. El gobierno Uribe Vélez tiene mucha popularidad, pero si empieza a reclutar gente para llevársela para el monte, no le durará tanto. Menos si lo hace en las clases altas. Nadie quiere ver morir a sus hijos, pero la guerra no se hace sin muertos. Los impuestos se aguantan, sí, pero no mucho. El 70%, según los medios, respalda al presidente, pero no con su dinero. La evasión no se ha reducido en el mismo porcentaje, ni siquiera en el 10%. Una cosa es responder una encuesta y otra es pagar por lo que uno dice. Imagínese esta encuestita: “Si me responde, de eso depende cuánto pague en impuestos, si sus hijos se van o no al monte, si le pagan bien su salario y si a usted lo secuestran o no". Cualquier persona sensata no responde. Si le toca, se prepara: consulta a su tía, a su mamá, a un amigo... El que pueda, también lo hace con su abogado, su contador, su socio... Y la triste realidad indica que muy pocos hacen todo eso a la hora de votar, de buscar trabajo, de evadir impuestos, de comprar cosas nocivas para el país y para la propia salud.

Conflictos y rostros

Porque no sólo sí hay un conflicto, sino que hay varios simultáneos y con múltiples actores, que se extiende mucho más allá del territorio nacional. Uno de ellos es precisamente el conflicto con la realidad, esa que no encaja en nuestra manera de pensar, que estaba antes y estará después de nosotros. Porque lo real nos excede en todo: no necesita hablar inglés, ni siquiera español. No sólo habla las lenguas indígenas y africanas que llevan siglos en estas tierras, ni sólo la de miles de extranjeros que viven aquí. Habla en especial el lenguaje no verbal, ese que todas las armas quieren reemplazar pero no pueden. Porque se puede mentir con las palabras pero no con el gesto. ¿Qué se ve en los rostros de los armados? Cuando están negociando, mucha sonrisa. Si quiere verles el rostro verdadero, tóqueles la pistola sin permiso... ¿Qué se les ve? Dureza, enojo y miedo. Desconfianza. Las formas rudas de quien está acostumbrado a que se le obedezca sin chistar. Y la realidad no obedece, tiene sus propias reglas. Para conocerlas se necesita el trabajo diligente del investigador, el que se pasa décadas buscando entenderlas. Las leyes de la naturaleza marcan la diferencia entre el destino de los cohetes que iba a destruir el palacio de Nariño y el lugar donde cayeron: en medio de los indigentes ("El Cartucho"). Entre la estación de policía y el resto del pueblo, el mismo que la FARC destruye sólo para darle a la estación. También es la diferencia entre la promesa de los militares de acabar con la insurgencia desde tiempos de Rojas Pinilla y la actualidad. Entre lo que pretendía la doctrina de la seguridad nacional y el para-gobierno de los narcos del presente. También es la diferencia entre los muertos de los indigentes y los que salen en la primera página de los diarios. Entre la realidad de las prostitutas y la de las "top-models". Porque el rostro de las poquísimas personas que conozco que no tenían televisor, ni ningún tipo de teléfono, ni radio y a duras penas sabían leer, no se veía como el de los jerarcas armados. Se veía, libre, feliz, en medio de la selva. Ninguno de ellos necesitaba escolta. Su cara no se parecía a la de ninguna estrella de cine, ni a Mao, Lenin o Marx. Eran rostros indígenas del oriente y negros del área rural de Buenaventura. No necesitaron palabras para mostrar su sabiduría: me dieron comida y bebida sin preguntarles. Lo único que tuve que hacer fue estar ahí. La generosidad entre pobres es espontánea: no llegué en carro, ni en Everfit. No llevaba nada distinto a unos bluyines sucios y una camiseta. ¡Ah! Y las llaves de la casa, la cédula y la libreta militar en el bolsillo (por si las pulgas).
Desde que gobierna Uribe no he vuelto a salir. Tanto militar por ahí implica miradas hostiles, preguntas, requisas... ¡Hasta devoluciones! Incluso antes de salir de la ciudad. Hay caravanas, pero todas son en carro, ninguna en cicla y a pie. Buenaventura, Tumaco, Puerto Tejada... Están muy calientes. Hay que ir en un bus que no es barato (en las terminales la mera miadita está a $700). Llegue rapidito a donde es, ni se le ocurra atravesar la ciudad a pie.

Transferencia de...

La gente de alta dice que ve militares y se siente tranquila. Los holandeses, los daneses, los suecos y muchos visitantes civilizados (casi todos en Bogotá) no piensan lo mismo. Plata para armas la tienen los militares, la guerrilla, los paras... Sume los presupuestos de los tres (no, no cuente a los narcos). No le va a dar el presupuesto de las universidades y los hospitales juntos. NO. Le va a dar como 4 veces el presupuesto nacional. Eso es mucha plata. Y los países del norte de Europa, que aguantaron hambre cuando los vikingos hacían sus hordas, que vieron dispararse los presupuestos militares de sus vecinos antes de las dos guerras mundiales, saben por qué es que hay que desconfiar de tanto gasto. Peor aún, allá las armas ayudaron porque crearon tecnología que después las universidades usaron para algo bueno. Acá las armas llegan ya hechas y la tecnología se queda allá. ¿Cuál es la tecnología que nos han dejado las fuerzas armadas, revolucionarias y "legítimas"? Cilindros bomba que fallan por
Víctimas del bogotazo en 1948***
varios metros y casquillos de metal (los de Indumil) que puede hacer cualquier país que haya superado la era del cobre. Porque la tecnología de punta que tenemos en Colombia está (¡Güeeeepa!) en el baile, la danza, el canto... La tecnología que se inventa un pueblo para que la tristeza y el miedo no lo paralicen. Está en los inventos de cirujanos, neurólogos y cardiólogos, los que han tenido que arrancarse cabellos y pestañas para reparar mujeres que quieren huir de su realidad a punta de silicona, los que necesitan el conocimiento de los que saben de verdad, los que aprendieron después de cerrar tanto hueco de bala, puñal y machete, después de sanar tanto ataque cardiaco de viejit@ asustad@, tanto tejido desgarrado por carros afanosos...

El pobre diablo de Don Omar, el Pedro nadie de Piero, las víctimas de Pedro Navaja y Juanito Alimaña, el ciudadano común de Kafka, la gente sencilla de Neruda... Tienen algo en común. Y no es la pistola.


Este texto, escrito en 2007 (probablemente abril), permaneció oculto a mis ojos hasta 2014; lo ubico en 2009 porque debió ser su fecha real de publicación. Igual, sus argumentos no han perdido vigencia. Se puede contextualizar con:
http://es.wikipedia.org/wiki/Secuestro_de_los_12_diputados_del_Valle_del_Cauca

Para una visión similar, desde una posición política mucho más a la derecha, ver:
http://eldiario.com.co/seccion/OPINION/las-farc-no-existen110802.html (2011).


* Imagen tomada de El Espectador. El caso 'Chispas'. Bogotá, enero 20 de 2013.

** Imagen tomada de EFE y Acento.do. La policía carga y lanza gases lacrimógenos contra manifestantes en el G7. Santo Domingo, mayo 27 de 2017. Ver también: Diagonal. El buen negocio de la venta de armas en época de crisis. Madrid, julio 18 de 2013.

*** Imagen tomada de TeleSur.tv y Archivo El Tiempo. Bogotazo y Las 25 imágenes que usted debe ver sobre el Bogotazo (13). Abril de 2017.


viernes, enero 09, 2009

Hispania

El mundo hispano es la más difícil de tratar de las tres grandes raíces que nos alimentan. Tiene una diversidad que le cuesta trabajo asimilar a cualquier ser humano. Hasta a los españoles todavía les queda difícil entender que lo suyo fue sólo un pequeño aporte. Hay dos elementos centrales que permiten identificarlo: el mestizaje y su idioma.

Para el primero escogí un trabajo muy bello dedicado al café, animado, para niños. El video desapareció de internet, pero el tema original es una pieza maestra. Pude haber escogido otro producto agrícola, pero el café habla de Brasil, la zona andina y América Central. Por todos pasó y ayudó a configurarnos como naciones. Me sirve también para reconocer que nuestro gigantesco vecino es imposible de excluir, tiene demasiado en común con nosotros como para pensarlo fuera de la Patria Grande. La pequeña Portugal, tan europea, tuvo el extraño privilegio de ser la única metrópoli que mandó su rey a vivir entre nosotros.


Para el segundo, una joya incluída en un homenaje a Pablo Neruda, "Marinero en tierra". Como el poeta, reconozco que lo mejor que nos dejaron los españoles fue su lengua y Lo que Foncea deja ver ...Justo después de que se acaba la declamación. En este enlace está la letra y el archivo de audio, con excelente calidad.


jueves, enero 08, 2009

ANANAU - Grupo Alborada

Al grupo Alborada lo integran músicos del mundo andino: dos peruanos, un ecuatoriano y un argentino. Después de buscar lo mejor de las culturas musicales del mundo desde sus países, se afincaron en Colonia, Alemania. Ahí entendieron que se debía partir hacia adentro (el quechua y otras lenguas indígenas) y hacia fuera (en ritmos, instrumentos y fusiones). Se enriquecieron con visitas a territorios indígenas en Canadá y Estados Unidos, como se puede ver en sus danzas y sus vestimentas. El grueso de la población latinoamericana apenas empieza a conocerlos. Sus conciertos en Perú fueron todo un acontecimiento. En YouTube, Ananau, su éxito más conocido, tiene más visitas que varias canciones de músicos conocidos.
Aquí el video y la letra.



ANANAU ANANAU

Lindo bonito

NISPA NIWASKANKY

Me estás diciendo

NOQALLAPINA CHAY ÑAWIYKI

Esos tus ojos solos me miran a mí

ANANAU ANANAU

Lindo bonito

NISPA NIWASKANKY

Me estás diciendo

WYÑAYPAQCHU NOQA QAWASKAYKI

Toda la vida no te miraré

MAY RUNALLAN KAKUSKANKI

Qué persona serás

KAYKUNALLAPI WAQANAYPAQ

Para que llores aquí

WAÑOCTIYQA ÑAKAWANKI

Cuando muera tú sufrirás

MANAN MUNANICHU CHAY PASAYTAY

Ya no quiero verte sufrir


Es fácil entender por qué prefirieron su lengua. ¡Larga vida al quechua, lenguaje poético por excelencia!