martes, octubre 28, 2008

Mala memoria

Viernes, julio 18 de 2008

El entonces candidato presidencial Alvaro Uribe Vélez escribió en la revista Cambio de octubre 15 de 2001 el siguiente párrafo:
"Hoy el país necesita la reducción del Congreso. El costo de esta institución, incluyendo los auxilios parlamentarios, es de cerca de 600.000 millones de pesos. Propongo que pasemos de 263 parlamentarios a 150, sin privilegios pensionales ni aumentos salariales. En nuestra época de democracia participativa basta con una cámara. La opinión cumple las tareas de vigilancia, crítica y perfeccionamiento del producto legislativo, que en el nacimiento del bicameralismo fueron asignadas a la segunda cámara. Un ahorro en el Congreso de 100.000 millones de pesos al año permitiría un subsidio del 50% para 200.000 nuevos cupos escolares".
("Más estado social y menos instituciones costosas" página 30).
Se le olvidó al candidato decir que los auxilios parlamentarios _ya_ estaban prohibidos por la constitución y sorprende que los nombre como si fueran lo más normal del mundo. Pronto, pero muy pronto se le olvidó esta propuesta. En el mismo artículo, más adelante decía "el segundo paso es proponer las reformas el mismo 7 de agosto y no simplemente cambiar los beneficiarios del clientelismo". Lleva casi 6 años y no la ha vuelto a mencionar. ¿Qué dice ahora que hay miles de voces pidiendo que se revoque el Congreso entero? Pues nada, está muy ocupado pidiéndole a los 263 parlamentarios que le repitan las elecciones para alejar las dudas sobre la transparencia de su reelección. También su pelea con la Corte Suprema le quita mucho tiempo: la Corte lo acusa de abuso de poder.
En el mismo artículo decía: "El tercer paso es no asustarse y estar dispuesto a sacar adelante las reformas aun al costo de someter en referendo con ellas el punto de la refrendación o revocatoria del mandato presidencial".
Ya la vaina parece Alzheimer. De "revocatoria del mandato presidencial" pasó a "repetir la elección presidencial". Son cosas muy distintas. La primera es darle la posibilidad a los electores de reunir firmas y, mediante las urnas, deshacerse de un presidente inconveniente (en la constitución de Venezuela la revocatoria presidencial ya existe y Chávez también la quiere cambiar por una presidencia vitalicia). Otra es "repetir" una elección. ¿Tal vez obligando a los otros candidatos a presentarse así no quieran?
Pero el asunto de fondo no está en si cumplió o no, si se le reeligió bien o si se "repite" su elección. No. El asunto es más de fondo y no empezó con Uribe. Estaba antes de Samper y se agudizó con Pastrana hijo. En la década de los 80 usaban un eufemismo: "la economía va bien pero el país va mal". Y es que todo el status quo se ha estado haciendo el loco con los compromisos sociales que ha adquirido desde hace décadas. La otra Corte, la Constitucional, se inventó el término "estado de cosas inconstitucional" más preciso que el anterior. Sus sentencias muestran el verdadero costo de la guerra, y eso que en parte:
Sentencias de la Corte Constitucional sobre situaciones con "estado de cosas inconstitucional" en Colombia (a junio 26 de 2008):
  • SU-559 de 1997 No se pagan prestaciones sociales a los profesores.
  • T-068 de 1998 La Caja Nacional de Previsión no paga.
  • T-153 de 1998 Hacinamiento en las cárceles.
  • T-590 de 1998 No se protege la vida de los defensores de los Derechos Humanos.
  • T-606 de 1998 No hay seguridad social para los presos.
  • SU-250 de 1998 No hay concurso para nombrar notarios.
  • T-525 de 1999 No pagan las pensiones en el departamento de Bolívar.
  • SU-090 de 2000 No se les entrega pensiones a los chocoanos.
  • T-025 de 2004 NO SE ATIENDE A LA POBLACION DESPLAZADA. En ella dio una respuesta colectiva a 108 expedientes de acciones de tutela interpuestas por 1.150 núcleos de familias desplazadas. Respecto a esta sentencia la Corte y la Procuraduría se han manifestado más de 11 veces.
Pendientes:
  • Concepto 4400 del procurador general de 2007. Se les paga medio mínimo a las madres comunitarias.
  • "Injusticia en acceso a salud" (artículo en El Espectador, mayo 20 de 2008). La ley 100 restringe el derecho a la salud y hace retroceder las campañas de vacunación, según informe de la Procuraduría.
En la página http://docs.google.com/View?docid=dd6cqgcn_173fpmrt47z cada una tiene un enlace donde se pueden ver los documentos completos.
Una cosa es que lo diga un periodista desubicado o cualquier periódico tendencioso (en Colombia apenas hay dos diarios nacionales, hace poco había sólo uno). Otra cosa es que lo diga la Corte Constitucional, una de las tres instancias más altas que tiene el poder judicial, con todo el poder probatorio que tiene. Peor aun si lo dice de forma exhaustiva y reiterada.
Víctor Manuel Durán, en "Estado social de derecho, democracia y participación", afirma que: "La práctica política y los postulados ideológicos y jurídico-constitucionales [en América Latina] no se corresponden entre sí hasta bien entrado el siglo XX. La mayoría de los países contaron con hermosas declaraciones de principios que configuraban estados liberales de derecho, con la libertad y la promoción del hombre como centro. En la práctica ocurrió todo lo contrario". Durán llama a esta fase "el estado oligárquico". Parece que a Colombia le llegó el siglo XX, le llegó el XXI y seguimos ahí, como si nada.

No hay comentarios: